Dulces Paso a Paso: El secreto para unos suspiros de ensueño

Merenguitos o suspiros crujientes? ¡los amo!, son una excelente, vistosa, económica y deliciosa opción para nuestra mesa de dulces, para obsequiar o para pasar un rato en familia comiendo algo. Es una receta básica que sí o sí debes conocer.

Si bien es cierto que los suspiros son una receta “fácil”, hay ciertas cositas que nos pueden estar afectando nuestro resultado final. Aquí te contaré TODOS los trucos para unos suspiros de ensueño.

1- La temperatura correcta del horno es VITAL para un buen resultado, ya que si está muy caliente tendremos como resultado suspiros chiclosos, con un color nada agradable y deformados. Lo ideal es hornearlos a 90° C.

2- El tiempo de cocción varía en cada horno, además de variar de acuerdo al tamaño de tus suspiros, pero la media es un tiempo de 2 a 3 horas. No te preocupes, no se quemaran.

3- La baja temperatura del horno y el largo tiempo de horneado permite obtener suspiros crujientes y hace que el color se mantenga vibrante y precioso.

4- Si tu horno no tiene temperaturas bajas, lo que podrís hacer es colocar un pañito para dejar la puerta del horno entreabierta, así no excederás el calor para tus suspiros.

5- La temperatura del horno, repito, es fundamental para un buen resultado. Si nos excedemos con el calor, obtendremos suspiros craquelados, partidos y su forma no será muy bonita.

6- Utilizar una buena receta de merengue permitirá obtener figuras estupendas fuera y dentro del horno, así que aquí te dejo mi receta:

Receta de Suspiros Crujientes

1 comentario en “Suspiros Crujientes”

  1. Elinor García

    Felicidades!! Por la explicación. Se entiende muy bien. Gracias por darnos a conocer sus conocimientos reporteros. Gracias,gracias. 🥰🌟🎉

Bienvenido a la Familia Sarasellos, ¡Comenta aquí!

A %d blogueros les gusta esto: